Seleccionar página

Táctica macabra para castigar zonas geográficas con una alta conflictividad política. La táctica de la violencia sexual contra al menos 15 casos contabilizados, mujeres, dos de ellas con resultado de muerte. La táctica no solo encierra violación y tortura, para dos de ellas muerte, sino un final más macabro si cabe aún dirigido a todos: reivindican el ataque sexual y alertan al resto de mujeres vascas. También les ocurrirá. Se le suma la táctica de marcar con cuchillas distintas partes de los cuerpos de otras 15 mujeres. Y la estrategia, la estrategia está más que servida: propagar el terror, destrozar lazos familiares y sociales, herirles a ellos.

Violencia sexual y marcas en sus cuerpos

El mismo patrón entre los años 1978 y 1980. En la transición política se producen “la mayoría de los casos de agresiones sexuales contra mujeres jóvenes”. Los primeros ataques se producen en la capital navarra y “presentan unas características claramente ultraderechistas”. De Navarra a la zona más castigada por estos “crímenes de violencia sexual con clara motivación política” que se sitúa de Irún a Donostia, con especial hincapié en Errenteria. Llama la atención que hace tiempo acabara la guerra civil en España, y que el espacio temporal en el que se localiza la violencia sexual contra la mujer como modus operandi se sitúe entre noviembre de 1979 y mayo de 1980, apenas seis meses donde se repite la misma dinámica.

Son los datos concluidos por el Informe ‘Violencia de motivación política contra la mujer en el caso vasco’ que analiza, como el Informe pionero que es, el inexistente enfoque íntegro hacia la violencia que ha sufrido la mujer en el periodo comprendido entre 1960 y 2014 en el caso vasco. Este post es la continuación específica del primer post que B.Readers publicó: Informe desvela violencia contra la mujer en el caso vasco.

La violencia sexual como una poderosa arma de guerra

En los contextos de conflicto, las violaciones además son la expresión más cruel y humillante de superioridad y dominio de los hombres sobre las mujeres. Se persigue a través de ellas herir a los hombres más allegados. Los cuerpos de las mujeres son utilizados como arma y/o trofeo de guerra y/o campo de batalla. El impato va mucho más allá del entorno familiar e ideológico de la víctima, sino que la sociedad queda profundamente afectada.

Es un extracto del Informe indicado con anterioridad que recoge algunos testimos de las agresiones registrada a un total de 14 mujeres en el caso vasco.

“Te voy a destrozar toda por dentro para que no puedas tener pequeños etarras”

15/11/1979
“En Errenteria. Mujer de 16 años. Se encontraba con su pareja en el barrio de Sorginzulo cuando dos individuos armados les cachean y piden el carné. Tras ello, se llevan a la joven en un vehículo SEAT 850 azul hasta los muelles de Lezo. Allí la atan, la interrogan sobre ETA, su ideología política y la de su familia, y ambos la violan. Los Grupos Armados Españoles (GAE) reivindicaron esta y otras violaciones en un comunicado difundido el 15 de enero de 1980”.

Un modus operandi porque sigue un mismo patrón que encajan con las siguientes características, según la investigación publicada en el Informe:

violencia sexual contra la mujer en el caso vasco y marcas en los cuerpos de las mujeres

“Lo que ha ocurrido a María José pasará a todas las mujeres vascas” anunciaba la reivindicación realizada por el Batallón Vasco Español (BVE). Un uso extermo de la violencia (violación, tortura y muerte) contra las mujeres. Esta “exhibición de poder e impunidad” se verá reforzada por la inexistencia de una investigación policial ni acción judicial.

En este informe se han podido contabilizar 15 casos de violaciones sexuales, entre los que se incluyen dos con resultado de muerte, nueve violaciones consumadas y seis intentos de violación.

Los grupos parapoliciales y de extrema derecha en el caso vasco han utilizado en diversos espacios temporales tácticas intimidatorias y de terror basadas en la violencia sexual contra los mujeres con el propósito de afectar, no sólo a las propias mujeres, sino también a distintos segmentos ideológicos de la población que comparten una sensibilidad nacionalista-vasca o de rebeldía ante lo establecido. Son las conclusiones extraídas por el Informe.

Mujeres marcadas con siglas en sus cuerpos

Además de secuestros, violaciones y otros ataques físicos por parte de los grupos de incontrolados y de extrema derecha, las marcas realizadas en los cuerpos de las mujeres merecen su atención. Según los datos que los investigadores han podido documentar, al menos otras 15 mujeres han sido víctimas de este tipo violencia. Aunque el Informe aclara que la cifra de mujeres víctimas de esta agresión “podría ser mayor debido a que esas agresiones fueron normalmente silenciadas en un contexto social y político marcado por la violencia”.

Según el Informe, “los agresores secuestran a las mujeres y las marcan, utilizando cuchillas para grabar la cruz gamada o las siglas GAL en distintas partes de sus cuerpos”. No solo se busca con esta “táctica” amedrentarlas a ellas, sino atacar a los hombres de “conocido vínculo con la mujer víctima”. “Suelen ser supuestos miembros de ETA, refugiados o, simplemente, cargos o militantes descatados de sindicatos o partidos políticos”.

27/10/1976. En Elorrio, una mujer es herida de gravedad al ser atacada por un grupo de “incontrolados” que la cubren con pintura abrasiva, produciéndole quemaduras de primer y segundo grado en varias partes del cuerpo.

19/10/1986. En Errenteria. Profesora de la ikastola Langaitz. Agredida por desconocidos: cortes con navaja en varias partes del cuerpo, cruz gamada en el brazo, y le cortan el pelo. Traumatismo craneal por los golpes recibidos, según el parte médico. Insultos y amenazas de matar a todas las niñas y niños de dos años de edad de la ikastola

Una estrategia para sembrar el terror que comporta una serie de tácticas propia de la guerra, a pesar de encontrarnos en un periodo de Transición política. Tal y como el Informe indica, algunas de las vulneraciones que se han producido pueden contabilizarse, otras tienen su dificultad, ya que se trata de extorsión económica, amenazas… que no solo afectan a una persona, sino que se extiende al círculo familiar más próximo.

“En muchas ocasiones se ha actuado violentamente contra ese núcleo familiar, por el mero hecho de ser las personas que se encuentran al lado del “enemigo”. La familia femenina aparece muy dañada por esta lógica perversa.

Si te ha interesado el tema, puedes leer el primer el post aquí: ‘Informe desvela violencia contra la mujer en el caso vasco’. Informe desvela violencia contra la mujer en el caso vasco


B.Readers es un blog independiente. Un blog independiente vive de la participación y difusión de sus lectores. Si te interesado esta información porque gustar no creo que pueda gustar a nadie, te agradecería mucho que lo compartieras. Extender en tu círculo las injusticias sufridas en otras personas ayuda a mitigar el daño creado. Y el buen karma nos acompaña y nos ayuda a todos 🙂 Te animo también a dejar tu comentario y así compartir inquietudes.

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

  

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 

Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!