2014; la semilla para respetar la dignidad

2 enero de 2014 por Josune Murgoitio

Otros blogs han hecho balance de los post más leídos, han felicitado el año y han deseado, cada uno a su estilo, una buena lista de bondades para los suyos. También consejos como el de “el nuevo año es un libro en blanco cuya primera página la escribes hoy” o algo así decía, ese me gustó. Brave Readers no lo ha hecho. Podría excusarme en una gripe infernal, fiebre tremenda, dolor muscular y poco más. He estado pensando, continúo haciéndolo, Brave Readers se encuentra en un estado de transformación, desde hace algún tiempo.

periodo de transformación de Brave Readers

Pensando es que como a veces se llegan a conclusiones, aunque otras veces, es mejor no hacerlo/ Madrid. J.M

No se me ha ocurrido qué escribir sobre días navideños; el compromiso que supone tener que compartir mesa con personas, muchas veces a las que no se les ha visto en una buena temporada, más que simpatía produce dolor de estómago (una expresión muy adecuada para una época en la que el exceso es una normal general para que cuando concluya el vaciarse la sustituya como engordar y adelgazar); el rollo de tener que salir en Noche Vieja. Después pensé que menuda corta rollos soy, la gente muy estresada con un año bastante agitado para leer estas chorradas.

Iba a escribir sobre los post más leídos: La tierra (nos) pregunta, Diyarbakir: el eco del sufrimiento en la Casa de los Cantantes, Fagor cierra el ideal del cooperativismo… Iba a hacerlo sobre los que más me gustan, que no son los más leídos (no he mirado estadísticas): Palmasola, supervivencia detrás de los muros, Turquía: la mujer, el velo, sexo y matrimonio… Otros blogs han repasado los acontecimientos que más han marcado el año, traslándolo a Brave Readers, podría tratarse de idas y venidas entre Euskadi y Turquía.

Respecto de la lista de deseos para los usuarios. He estado dándole vueltas al asunto. Se me ocurrió un artículo mental sobre la necesidad de desafiar. El artículo mental decía: desafiad a vuestros padres, desafiad al sistema, desafiad lo que os han dicho siempre… cread vuestro propio camino, no pensad, haced… Después ocurrió un hecho, que me hizo pensar y la lista de deseos para este año 2014 se ha reducido a uno solo: empatía y sensibilidad en la ciudadanía vasca para la construcción de una paz verdadera.

El pasado 28 de diciembre, la presidenta de la Asociación de las Víctimas del Terrorismo (AVT) Ángeles Pedraza vino a Mondragón (Gipuzkoa) con un grupo de ciudadanos y muchas banderas españolas para rendir homenaje a asesinatos que se habían producido en la localidad, leí por ahí que también para defender la cadena perpetua… Brave Readers rechaza públicamente la cadena perpetua. Hablando entre amigos, me llamó la atención los comentarios que se produjeron hacia lo que estas víctimas estaban representando: “circo” “lema de vencidos y vencedores que recordaba a la época del franquismo”…. No quiere decir que porque sean víctimas no se les pueda achacar determinado comportamiento y viendo las fotografías que colgaron, el acto en sí en su forma fue bastante inadecuado, una provocación en toda regla para llamar la atención opino, aunque también, saber diferenciar entre apoyo ideológico y emocional respecto a la situación de este grupo de víctimas creo que es importante, también, teniendo en cuenta que no representan a todas las víctimas, al menos, más allá del dolor que debe unirles en la pérdida de un ser querido.

Respeto hacia las identidades

Es necesario llegar a una convivencia entre los pueblos, respetando las identidades y las culturas diferentes. /Gasteiz. J.M

Única versión del conflicto vasco

Observé. Las personas hablaban en este caso, no haciéndolo en otros. Lo uní a una sensación que siempre he tenido respecto de Mondragón y que Brave Readers ha tratado de representar desde que lancé esta web: en Mondragón siempre se ha mostrado el conflicto vasco en un sentido, simpatizando con las ideas de la izquierda abertzale, sin hacerlo en el resto de ciudadanía que no ha compartido las reivindicaciones de independencia. En Mondragón se ha dado un desamparo social e institucional bestial hacia las víctimas, no puedo imaginarme lo que debe suponerle a la familia de Isaías Carrasco pasear por las calles de la localidad, cuando fotografío pintadas que aparecen, una y otra vez, solicitando la excarcelación de presos etarras, o la modificación de la legislación penitenciaria, que es cierto debe cambiar, pero que han dominado el espacio público desde que tengo uso de razón.

Me llama la atención en Mondragón que las personas se quejen de las banderitas españolas o de un lema de “vencidos y vencedores” y no lo haga de las pintadas de ETA que han aparecido, ni del comportamiento del Ayuntamiento o de la dominación social en la expresión de una única versión del conflicto vasco. Tampoco del alcance tan grave de violencia que se ha dado en la localidad: personas asesinadas, secuestradas, coaccionadas, opresión por todos los lados, periodistas a los que se les ha amenazado, división social en la población. También es cierto que se han producido detenciones cuya legalidad puede cuestionarse y otras clases de vulneraciones de derechos humanos. He tardado en aceptar que no se hace porque no se tiene ese punto de vista y en 2013 he aceptado que el mundo funciona así: a favor de la independencia, en contra de la independencia, tus muertos son tuyos, los míos míos.

2013 acabó con el reconocimiento por parte del Colectivo de Presos Políticos de ETA (EPPK, en euskera) anunciando el reconocimiento del dolor causado, un paso hacia adelante, sin duda. Como periodista y persona, no me interesan las declaraciones de los políticos, más bien los ciudadanos. Tengo serias dudas sobre la existencia de una reflexión en la base social que ha legitimado la violencia de ETA, reflexión en prejuicios, creación de imágenes negativas respecto del españolismo, opresión hacia otros ciudadanos que no compartían las mismas ideas, el alcance del sufrimiento que se ha generado. Es cierto que aún es muy pronto para que pueda darse algo así y que parece que sí se ha interiorizado la inviabilidad de la violencia para la consecución de fines independentistas.

No quiere decir que la construcción de la paz deba articularse sobre un discurso de vencidos y vencedores. Lo que tampoco quiere decir es que el pasado no deba revisarse. Me gustaría que 2013 hubiese sido el año de la reflexión personal y colectiva. No creo que se haya producido.

personas unidas para llegar a una solución

Me gustó esta pintada, que creo está relacionada con el compromiso social para llegar a una solución. /Mondragón. J.M

Ilusiones para 2014

Deseo de todo corazón que las personas que nazcan y se desarrollen en Mondragón lo hagan felizmente, eso irremediablemente debe ser sin violencia, de todos los tipos. Tampoco creo que ahora sea posible. Me gustaría que el odio ya no se diese. Me gustaría que desapareciera el nacionalismo español y vasco. ¿Cómo serían ambos lugares sin ese elemento que tanto los corroe? Nos ha llevado a muertes, a desesperanzas, gritos de desgarro, comunicados, declaraciones… No hemos sabido vivir, esa es la verdad. No hemos sabido convivir, ni mirarnos a la cara. Sabemos hacerlo solo con los que piensan como nosotros. Estamos llenos de mierda, odio, rabia, rencor… y no sabemos de dónde viene. Me gustaría que nos miráramos hacia dentro, hacia a un lado y el otro, y nos preguntarámos si hemos sido insensibles ¿cuándo desaparecerá la insensibilidad en Mondragón?

Ni en 2014. Ni en 2015. Llevará más tiempo. Si es que algún día llega.

Mi deseo para 2014 es que se sembrara la semilla para el establecimiento de un respeto mutuo, sin tener en cuenta ideología, idioma, procedencia, simplemente, respeto hacia la dignidad de la persona.

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR