Paredes pintadas con signo reivindicativo en el País Vasco

9 febrero de 2017 por Josune Murgoitio

A las puertas de profundizar en mi proyecto sobre las paredes pintadas en el País Vasco, a paredes pintadas con signo reivindicativo me refiero, no muralismo público ni grafitis, he pensado que no se trata de un fenómeno que se reduce a Arrasate-Mondragón, sino que sus huellas pueden encontrarse en muchos pueblos del País Vasco. Con signo reivindicativo me refiero a paredes pintadas para mostrar determinados “mensajes”: “Euskal Presoak Euskal Herrira” [Presos vascos al País Vasco, en castellano], “Amnistia Osoa” [La amnistía completa]…

Sería interesante preguntarle a la ciudadanía vasca qué opina sobre las paredes pintadas.

“¿Has visto la fachada del Partido Nacionalista Vasco?”, me preguntaron al poco tiempo de llegar de Turquía, tras unas merecidas vacaciones. “No”, contesté. “Está manchada de huevos que han tirado”, me respondieron. Me vino la palabra “frustración” a la cabeza. Pensé hacía cuánto tiempo no habíamos oído hablar de huevos que se tiran contra fachadas.

Es común que cada partido político tenga su local. En el País Vasco, en algunas localidades, es bastante común que además de local, un partido político tenga también una especie de sociedad. La sociedad es un lugar de encuentro de la cuadrilla [grupo de amigos al estilo vasco] donde se reúnen para cocinar, comer, hacer celebraciones… En algunas ocasiones los locales también implican locales de reunión para comer…

Fue precisamente en la fachada del “local” o lugar de encuentro del Partido Nacionalista Vasco en Aretxabaleta donde aparecieron pintadas con signo reivindicativo hace poco más de diez días, según recuerdo. Me han llamado mucho la atención porque en Aretxabaleta, una localidad situada en Guipúzcoa, muy cercana a Arrasate-Mondragón, no había visto en mucho tiempo – a mucho tiempo me refiero a un par de años- paredes pintadas con estos signos reivindicativos. Así que al rastro que le siguen los huevos estrellados contra una fachada se le suman los mensajes inscritos en forma de pintadas en las paredes.

fachada del PNV fotografiada

Fachada del PNV fotografiada en Aretxabaleta. / J.M

Ocurrió también que leí la novela ‘Patria’  del autor Fernando Aramburu. El autor ha situado esta novela que trata sobre la violencia social en el País Vasco en un pueblo pequeño ¡no recuerdo ahora el nombre! La cuestión es que a pesar de ser ficción, muestra una realidad bastante cruda en el País Vasco. La localidad donde se sitúa la novela se encuentra muy cerca de San Sebastián, y  se hace referencia a la cuestión de las paredes pintadas como una forma de amenazar a un hombre que después será asesinado por un etarra.

En Arrasate-Mondragón, una localidad fuertemente azotada por el denominado “conflicto vasco”, aparecen de manera puntual en el tiempo paredes pintadas con signo reivindicativo. La última es bastante llamativa porque han colocado la imagen de la paloma que simboliza la paz y han escrito en euskera debajo de esta gran imagen “la paz está atada”. La fachada a estas alturas se ha convertido ya en símbolo de la discordia debido a muchos factores, pero ha sido una ordenanza promovida por el Ayuntamiento (PNV y PSEE) para que las paredes se mantengan “limpias”, prohibiendo entre otras cuestiones pintadas con signo reivindicativo lo que ha visibilizado la polémica.

paredes pintadas en el País Vasco

Se percibe la diferencia. La foto de abajo muestra la última “imagen” colocada sobre la pared. / Arrasate-Mondragón. J.M

paredes pintadas en el País Vasco

Otra muestra de la evolución de las paredes pintadas. La pared de abajo es la más reciente donde el Ayuntamiento de Arrasate-Mondragón ha colocado estas placas de libertad de expresión para que los ciudadanos puedan poner en ellas lo que quieran, tapando de esta manera una pared que era constantemente pintada. /Arrasate-Mondragón. J.M

Recuerdo hace algún tiempo en Bergara, muy cercana también a Arrasate-Mondragón, a donde fui expresamente a dar una vuelta para echar un vistazo a las paredes pintadas y me encontré, con cierta mezcla entre arte y paredes pintadas con signo reivindicativo, paredes pintadas con signo reivindicativo también.

paredes pintadas en el País Vasco

Foto tomada hace algunos años ya en Bergara donde se muestra la reivindicación de los “presos vascos al País Vasco” / Bergara. J.M

De camino a Vitoria-Gasteiz, en la localidad que se denomina Gatzaga, allá en las montañas, una localidad pequeña productora de sal, una gran pancarta, muy grande, inunda la fachada preguntando sobre ¿deseas ser ciudadano/a de un país independiente? una pancarta enorme-enorme.

Estoy segura de que si preguntamos a una persona de cada uno de los pueblos del País Vasco si en alguna ocasión ha observado una pared pintada con signo reivindicativo en su localidad, la respuesta será un “sí”.

La cuestión de las ciudades funciona de una manera independiente. Pero estoy segura de que si accedemos a los lugares respectivos, en el centro, de las tres grandes ciudades: Bilbao (no me viene a la cabeza ahora una pintada que haya visto en la zona de las siete calles, tal vez por la misma arquitectura), en San Sebastián (calle Ikatz en el Boulevard) y en Vitoria (calle Cuchillería) estoy segura de que en estas dos últimas aparecerán paredes pintadas con signo reivindicativo.

Un fenómeno general que no se reduce a Arrasate-Mondragón.

¿Casualidad o planificación?


Brave Readers es un blog independiente. Un blog independiente vive de la participación y la difusión de sus lectores. Si te ha parecido interesante esta pequeña reflexión sobre el carácter universalmente vasco de las paredes pintadas en el País Vasco, te animo a que lo compartas y te animo también a que expreses tu opinión. En un proceso de paz como en el de Euskadi, las personas tenemos mucho que decir, y las losas de miedo deben caer. 

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

2 respuestas a “Paredes pintadas con signo reivindicativo en el País Vasco”

  • En mi caso, y respondiendo fundamentalmente a tus cuestiones, diría que la razón para pintar paredes es la necesidad imperiosa de expresarse y hacerse entender. Habrá veces en que una pared se elija para ser más impactante o simplemente porque está más escondida y uno puede pintar tranquilo sin que le pillen.

    ¿Se quiere producir un efecto? Claro, por supuesto que sí: uno quiere expresarse y sentirse escuchado. ¿Se produce? Diría que no: las pintadas en las paredes, como norma general, pasan desapercibidas para la mayoría de personas. Como dato para respaldar esto, la que has visto en mi blog, de los 6 amigos que pasamos por delante, únicamente yo me fijé en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR