Seleccionar página

“Los de Basauri han protestado más que los de Mondragón”, afirmaba una ciudadana en relación a las movilizaciones que los cooperativistas de Fagor Electrodomésticos llevan a cabo en reivindicación de sus puestos de trabajo y la conservación de las “plantas viables”, en contra del cierre que el buque insignia anunció, a mediados de octubre, por las pérdidas generadas y la falta de financiación para continuar su actividad empresarial.

En defensa de los puestos de trabajo de Fagor

“En defensa de nuestros puestos de trabajo”, dice la pancarta que encabezaba la primera manifestación en contra del cierre de Fagor Electrodomésticos. /Mondragón. J.M

“Me he enterado de que en la primera manifestación cuando tenían que formalizar los documentos ante los municipales, ningún cooperativista de Mondragón quería firmar, tuvo que venir uno de Basauri a las 22.30 horas para echar una firma”, declaraba la misma ciudadana. Comentarios sobre una mayor implicación por parte de los cooperativistas de Edesa en la reivindicación de sus puestos de trabajo se han disparado en Mondragón (Gipuzkoa), localidad que sufre ahora de cierta histeria y nerviosismo colectivo. De hecho, la cuestión del cierre de Fagor se ha convertido prácticamente en un monotema.

Ciudadanos interpretan las dos movilizaciones que se llevaron en la localidad, sin contar la cadena humana que, el 11 de noviembre, tuvo lugar también, como insuficientes dado el impacto que el cierre de Fagor Electrodomésticos tendrá en lo que hasta ahora se consideraba un alto nivel de vida. Otra ciudadana matizaba que los cooperativistas se estaban reuniendo en la portería de la planta que se sitúa en el barrio San Andrés, pero indicaba, que “eran pocos” los que iban. “Lo han tenido todo muy fácil, hay muchos que ni siquiera han echado ni un solo Currículum Vitae”, afirmaba otra ciudadana, en relación al “privilegio” que gozaban los hijos/as de los cooperativistas para acceder a la condición de socio, que parece, produce cierto resquemor en parte de la población de Mondragón. Los comentarios tambián aluden a que cierto sector social no apoya a los cooperativistas por la actitud que han mantenido cuando conservaban sus puestos de trabajo. “¿Cuándo ha hecho Fagor Electrodomésticos alguna huelga por el cierre de otra empresa?”, preguntaba una ciudadana, en alusión a por qué el resto de cooperativistas tendrían que mostrarse solidarios. Se hace referncia también a que muchos cooperativistas no acudieron a la manifestación que tuvo lugar en Lakua (Gasteiz) porque se daba “por hecho” que acudían los de Edesa, desde Basauri.

Los comentarios también se han disparado sobre los efectos del cierre de Fagor Electrodomésticos, más allá de la creación de desempleo y la problemática que plantea el no haber recibido aún las nóminas, sino influencia en el comercio y también las ikastolas, que se dice, han empezado a plantearse una posible financiación de sus cuotas, y ya hay quien augura que aumentarán las inscripciones en el instituto público (goza de menos fama porque existe aún la idea de que la calidad del euskera es menor).

Movilizaciones en Mondragón en torno al conflicto vasco

Aquí solo se han movilizado por ETA”, declaraba otra ciudadana, cuando se le preguntaba qué opinaba sobre el trascurso de las protestas en contra del cierre de Fagor, dando por hecho cierta conformidad y línea de bienestar adquirida. En una desconexión absoluta con el cierre de Fagor, oficialmente la empresa ha sabido mantenerse al margen del conflicto vasco y sin querer expresar con las líneas que vienen a continuación que toda la población de Mondragón se asimile a la dominación social del nacionalismo radical, la fuerza del ciudadano en Mondragón se ha visto en relación a cuestiones como la defensa de los derechos de los presos o contra el fin de la tortura… Sí es verdad que hubo una movilización en el día del Trabajador, debido a la precariedad que se está produciendo a costa de la crisis económica, o como excusa de ella.

Torturari Stop

Pintada gigantesca que reivindica el final de la tortura, en denuncias hechas por detenidos. El Comité contra la Tortura de Naciones Unidas ha llamado muchas veces la atención a España por incumplimiento de condiciones que extingan esta “práctica”. /Mondragón. J.M

Sin embargo, las calles de Mondragón no han sido partícipes de una movilización a favor de las víctimas de ETA, a pesar de que haya sido una localidad que haya presenciado vulneraciones de derechos humanos atroces, no recuerdo una repulsa explícita del asesinato de Isaías Carrasco (Si me equivoco por favor corríjame). Tampoco se ha dado una movilización en contra de las vulneraciones de los derechos de muchos ciudadanos corrientes: libertad de expresión y opinión, ni tampoco un signo de intento de reparación de los daños psicosociales que se hayan podido sufrir a raíz del conflicto armado, en el contexto del conflicto armado o como consecuencia del conflicto armado.

El Ayuntamiento de Mondragón no ha debido desplegar ni un solo cartel debido a la vulneración de los derechos de esos ciudadanos, a los que supuestamente representa, sí que lo ha hecho a la hora de exigir la puesta en libertad de Arnaldo Otegi, cierto que encarcelado bajo motivos (des)legítimos fácilmente discutibles, sí lo hizo también para reivindicar la importancia en el socialismo que Hugo Chávez, como conmemoración de su muerte. Lo hace ahora con un gran cartel de Fagor Electrodomésticos, pero continúa en silencio respecto del lado oscuro de Mondragón, muy sepultado en corazones y tapiado en bocas.

bandera de Venezuela en el balcón del ayuntamiento de Mondragón

Bandera de Venezuela y carteles en reivindicación de la modificación de la política penitenciaria a etarras presos. La bandera no se aprecia muy bien por las condiciones climatológicas. /Mondragón.J.M

reivindica liberación dirigentes izquierda abertzale

El Ayuntamiento reivindica también la puesta en libertad de dirigentes de la izquierda abertzale/ Mondragón. J.M

 

En la segunda manifestación en contra del cierre de Fagor, la que recorrió desde el barrio de San Andrés hasta la plaza del pueblo, algunos cooperativistas se enfadaron mucho porque en medio de la protesta, cuando estaban llegando a la plaza del Ayuntamiento, un hombre debió de sentarse sobre una silla con una bolsa de plástico en la cabeza, simulando tortura.

Tortura la de este pueblo, a la que se le une la agonía por el cierre de Fagor, del que ni siquiera parece librarse la plantilla de Edesa, a pesar de pertenecer a Basauri. Tortura la de sus habitantes, aunque me imagino que muchos vivirán en consonancia y felicidad. Otros habrían de reivindicar también su parcela legítima de derechos y respeto por la dignifidad que les corresponde, nunca desplegada por el balcón del ayuntamiento de Mondragón.

[fblike]

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

  

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 

Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!