La arena de la Isla Cleopatra

19 agosto de 2013 por Josune Murgoitio

Sucede por lo general que una llega a la playa y coloca la toalla sobre la arena. En la Isla de Cleopatra, al sudoeste de Turquía, ocurre lo contrario. Se alcanza los pies de la playa, la contempla desde el caminillo de madera que alguien debió de construir, y se maravilla con las variantes de colores de su mar, desde turquesa hasta azul profundo, después se dirige a la tierra seca donde alguien debió colocar hamacas de madera verdes, nada confortables por cierto.

El nombre de Isla Cleopatra es cool. Más aún su historia. Se dice que un sultán trajo la arena desde el Sáhara para su amada. Resulta después que mirando en Internet, resulta que Marco Antonio debió de traer grano a grano la arena para Cleopatra. De ahí, el nombre de la isla. Por eso, no se permite colocar toallas sobre ella, incluso, un guarda de seguridad vigila que nadie traspase la barrera que la acordona. Cierto es que los granitos de arena son muy especiales: diminutas piezas de conchas creando una superficie muy delicada. Las playas de Marmaris tienen un grano de arena duro y muchas veces formado por rocas, con lo que es necesario utilizar chancletas para arrimarse a la orilla.

Una playa muy especial

Vista general de la playa de la Isla Cleopatra. Es realmente preciosa. / Turquía. J.M

Protección de arena especial

Trozo de playa, no muy grande la verdad, acordonado y muy vigilado para proteger la arena especial. / Turquía. J.M

 

Preservar la arena.

Normas para la protección de la playa. Una de las leyendas que se cuentan, cuya autora desmiente, es la obligación de darse una ducha antes de abandonar la isla para preservar la arena. / Turquía. J.M

Común en este tipo de lugares suele haber aglomeración de turistas. Sin embargo, más allá de biquinis y bañadores cotidianos, pude observar de cerca los atuendos que utilizan las musulmanas para zambullirse en el agua sin descubrir su cuerpo y su pelo. Respetándolo, me produce curiosidad. Debe resultar incómodo sentir esa especie de forro de plástico mojado sobre la piel, y me pregunto yo cómo será su ropa interior cuando las veo, sus relaciones sexuales y, en especial, nacer en una cultura diferente con la influencia de una religión que no sea la católica. Muchas veces he pensado hasta qué punto ellas son libres, acto seguido, me pregunto yo hasta qué punto lo somos nosotras en España o en Europa y esos prejuicios de pensar que una persona que viste velo es menos libre que yo, cuando en realidad, no tiene por qué ser así, como si la religión católica fuera menos restrictiva. 

Bañador musulmán

Bañador musulmán que me llama la atención. /Turquía. J.M

Bañador especial para musulmanas

Mujer adulta que viste el bañador especial/ Turquía. J.M

Paseando después de un buen chapuzón sobre el camino de madera que alguien debió de construir, trozos de madera para carriles de trenes antiguos (deduzco), para alcanzar el anfiteatro que se conserva en la isla y el santuario Apolo, que no logré visualizarlo porque, en mi opinión, era un cúmulo de piedras, me encontré con una imagen muy peculiar; un hombre rezando en dirección a la Meca.

hombre rezando

Un hombre reza en el camino de madera de la Isla Cleopatra/ Turquía. J.M

Me gustó la imagen/ Turquía. J.M

Me gustó la imagen/ Turquía. J.M

 

 

 

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR