Informe desvela violencia contra la mujer en el caso vasco

16 mayo de 2017 por Josune Murgoitio

Mujeres víctimas de un abanico amplio de violencia. Desde el asesinato, a raíz de un atentado, hasta la violencia sexual perpetrada como un modus operandi para extender el terror en los años 80, los secuestros, denuncias de torturas hasta mujeres marcadas en sus cuerpos y amenazas machistas a través de pintadas.

Las violaciones de derechos humanos en el caso vasco no han afectado del mismo modo a mujeres y a hombres. La proporción de hombres muertos en el conflicto es diez veces superior a la de las mujeres. Las mujeres están tradicionalmente alejadas de centro de decisión políticos y excluidas de los ámbitos de poder, lo que implica que las víctimas sean mayoritariamente hombres. El 70 por ciento de las mujeres víctimas mortales no fueron objetivo directo de la violencia calculada de los respectivos perpetradores; ETA y otra siglas afines son responsables de la muerte de 58 mujeres; los grupos paramilitares y de extrema derecha de 9 y; las actuaciones de las Fuerzas de Seguridad acabaron con la vida de otras 7 mujeres.

Entre 1979 y 1980 se han contabilizado 16 casos de violencia sexual. Dos de ellos con resultado de muerte. Consecuencia de la violencia sexual perpetrada por los grupos parapoliciales planeada utilizando el cuerpo de las mujeres como “arma de guerra”. A lo que se le suma la grabación con distintos objetos punzantes de esvásticas o las siglas GAL en los cuerpos de mujeres.

Informe desvela violencia contra la mujer en el caso vasco

Se trata de las conclusiones del Informe ‘Violencia de motivación política contra las mujeres en el caso vasco’, cuyo enfoque es innovador. Se centra en la violencia que la mujer ha sufrido en el País Vasco. Es en realidad el primer informe que aborda de forma pionera de qué manera la violencia en el caso vasco ha afectado a la mujer.

La mirada la tengo fija en la mujer en Turquía, en cómo se desenvuelve en el día a día, en cómo le afectan rutinas como el matrimonio, la presión de ser madres, la religión y el nacionalismo, también la violencia, hay mucha violencia en Turquía, me ha faltado mirada en cuanto al País Vasco. Me había preguntado la situación de la mujer en Colombia, cuya fuerza para hacerse con la voz durante el proceso de paz es fascinante. Me había preguntado sobre la mujer en la violencia sexual que se ejerció contra ella en el contexto de la guerra asquerosa en Bosnia-Herzegobina. Y sin embargo, no me lo había planteado respecto al País Vasco.

falsedad del matriarcado en el país vasco

Llama la atención de qué manera un conflicto muestra otros conflictos, es decir, cómo la proporción de hombres y mujeres asesinados en el País Vasco muestra la falsedad del mito del matriarcado. /Istanbul. J.M

74 mujeres víctimas de atentados

El Informe contabiliza “un total de 78 mujeres” que “han sido víctimas de distintos tipos de conculcaciones del derecho a la vida, a consecuencia de la violencia política en el caso vasco desde 1960 hasta la actualidad”. De esos 78 casos, se indica, 4 requieren una mayor investigación. En cuanto a los perpetradores; 58 de los casos fueron cometidos por DRIL, ETA, ETAm, ETApm y Mendeku; 9 de los casos, por Guerrilleros de Cristo Rey, Triple A, GAE, BVE y GAL; 7 casos por actuaciones de las Fuerzas de Seguridad; y 4 que requieren de mayor investigación.

El Informe especifica que en “el 70 por ciento de los casos de agresiones mortales contra estas mujeres la violencia no ha sido dirigida de modo planificado contra ellas”. Un total de 54 de las mujeres asesinadas resultaron muertas en: atentados que estaban dirigidos contra sus parejas, familiares o acompañantes en el momento que ocurrieron; por alcance de explosiones de bombas u otros afectados; en atentados indiscriminados en establecimientos comerciales o espacios públicos, y en atentados contra casas-cuartel”. El mismo informe alerta de que “no es probable que a los autores de los atentados de ETA dirigidos contra supermercados o casas cuartel se les pasara por alto los mencionados lugares son frecuentados o habitados en un porcentaje alto por mujeres y niñas/niños”.

El informe hace referencia a un caso que ejemplifica dicha constancia.Los miembros de ETA colocaron, el pasado 15 de abril de 1991 en el barrio de Amara (Donostia) una bomba-lapa bajo el coche del policía, que mató a su hija Koro Villamudria Sánchez, de 17 años, e hirió al agente y a sus tres hijos pequeños. “Si quienes lo hicieron habían controlado sus movimientos, sabían que todos los días el políca llevaba en ese coche a sus cuatro hijos, de 12 a 17 años, a sus respectivos centros de enseñanza, luego cabe pensar que sabían que su atentado afectaría también a todos ellos. La bomba estalló antes de que el policía terminara de revisar los bajos del cohce, al cerrar su hija Koro una de las puertas, la que activó el dispositivo”.

31 años de edad media, años 80, oficio y mujeres embarazadas

La media de edad de las 78 mujeres fallecidas era de “31 años, 23 de ellas eran menores de 21 años (siete no llegaba a los nueve años) y 17 eran mayores de 50 años”. Por décadas, “2 murieron en los sesenta, 14 en los setetna, 45 en los ochenta, 14 en los noventa y 4 a partir del año 2000″. De las 74 mujeres una era guardia civil, otra policía nacional y una más ertzaina. El resto, 71 mujeres (96 por ciento) eran civiles. Del total de las mujeres asesinadas, al menos cuatro de ellas se encontraban embarazadas en el momento del atentado mortal (se estima que a medida que los testimonios vayan aumentando el número de abortos lo haga también). Del medio centenar de cargos y ex cargos políticos e institucionales asesinados por ETA y por otros grupos, todos son varones. Aunque, en 1989 ETA mató a Carmen Tagle González, fiscal de la Audiencia Nacional y en 1998 ETA asesinó en Sevilla a la procuradora Ascensión García Ortiz, afiliada al PP, pero sin cargo alguno en el partido.

Grupos parapoliciales y de extrema derecha

grupos parapolicales y de extrema derecha en Euskadi

Cuando la impunidad se come crímenes sin resolver (reflexión propia) /Euskadi. J.M

También se indica muerte de cinco mujeres por atentados de grupos parapoliciales, una muerte por secuestro con torturas de grupos parapoliciales, dos muertes por violación sexual y asesinato de grupos parapoliciales, una muerte en manifestaciones por grupos parapoliciales, dos muertes por disparos policiales en manifestaciones o protestas, una muerte por custodia policial, dos muertes en controles por carretera, una muerte por confusión o arbitrariedad de los cuerpos de seguridad, una muerte en kale borroka y cuatro que necesitan investigación, lo da un resultado los 78 casos enunciados.

El informe revela que la violencia sexual y posterior muerte contra las mujeres ha sido utilizada en el contexto del conflicto vasco únicamente por los grupos paramilitares y de extrema derecha, y en un caso por la Policía franquista, (1961). María José Bravo fue asesinada por el BVE (Donostia, 1980), y el Grupo Armado Español (GAE) acabó con la vida de Ana Tere Barrueta (Loiu,1980). Respecto al caso mencionado de la policía franquista, en el transcurso de una redada en 1961 fue detenida y torturada María Mercedes Ancheta, ciudadana de Venezuela de ascendencia vasca, quien, tras permanecer hospitalizada seis semanas al salir de comisaría, una vez de vuelta a Venezuela, murió tras continuar 46 días internada en el Hospital Simón Bolívar de
Caracas.

Las mujeres aparecen con más frecuencia como víctimas de una violencia que no es tácticamenete calculada contra ellas. No parece que las mujeres sean el objetivo prioritario de la violencia practicada por ETA y por otros grupos, aunque los atentados se hayan perpetrados en localizaciones donde mayoritariamente se encuentran mujeres, como supermercados.

La mujer como agente social en contra de atentados

Existe un apartado en el informe muy interesante, ya que no solo aborda la victimización de la mujer, sino que también la presenta como agentes sociales que promovieron o al menos intentaron promover el cambio. El informe recoge los casos en los que han sido las mujeres quienes “han promovido y dinamizado los grupos de protesta ante los atentados mortales, principalmente los de ETA. Llamativo es el caso de Etxarri-Aranatz (Navarra). De las trece personas que asiduamente acudían al llamamiento de Gesto por la Paz y se concentraban en esa localidad, excepto un varón, todas eran mujeres, es decir doce. Estas mujeres eran las que aguantaban y recibían los insultos y agresiones de quienes se plantaban a poca distancia ante ellas, en este caso en su mayoría hombres. Muchas mujeres eran también quienes formaron parte de las tareas organizativas de la Coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria, de Vecinos de Paz, del Grupo de Berriozar…

De cualquier manera, concluye el informe, “lo llamativo es que las mujeres constituyan casi el 10% del total de casos de vulneraciones del derecho a la vida pero, serán, muy probablemente, el sostén relacional, económico y emocional de ese aproximadamente 90% de familias en las se ha perdido a un hombre”.

P.D: A este post le seguirá otro post específico sobre los datos que el informe revela en cuanto a violencia sexual y las escalofriantes marcas producidas en los cuerpos de mujeres utilizados como campos de batalla. B.Readers muestra su más profunda repugnancia.

Violencia sexual y marcas en sus cuerpos

 


Brave Readers es un blog independiente. Un blog independiente vive y se extiende gracias a la participación y difusión de sus lectores. Si la información te ha parecido interesante y vital, en cuanto a protección de derechos humanos, difúndelo en tu entorno. Si ha provocado algún tipo de opinión, inquietud… compártelo en los comentarios :) El buen karma nos beneficia a todos :)

 

 

 

 

 

 

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR