Seleccionar página

Gümüslük rincón mágico en turquia

No es un lugar de magnitudes que te quiten el aliento, ni hay grandes lujos, ni cuenta con grandes edificios, al menos a primera vista. Más bien exhala cierto movimiento “bohemio” que Turquía esconde en algunos de sus rincones, al estilo de Olympus, un rincón éste situado en las proximidades de Antalya.  El camino hasta Gümüslük es algo curioso, desde Bodrum hasta allí se observan desde la ventanilla del dolmus: algunas aldeas, tiendas que venden lámparas raras, tal vez haya un bazar, quizás algunas personas paseen entre las calles, aunque aquello no tiene pinta de estar muy habitado durante el invierno.

Y sin embargo o quizás por ello, sequía de personas, algo mágico tiene este pequeño rincón situado en la provincia de Muğla, Turquía, que respira sosiego, muy alejado del estrés diario de la vida cotidiana, el olvido del trabajo, de los horarios, de la fatiga: el tiempo late a cada segundo.

Pisar Gümüsluk conlleva mirar hacia adelante,
respirar en todos los sentidos
y
sentir de manera instantánea
el encanto de los pequeños lugares que brindan grandes emociones.

Un lugar que no defrauda. Incluso el nombre que lleva es divertido: con tanta diéresis. Agarramos un dolmus desde Bodrum y nos aventuramos hasta allí. Un recorrido corto: una hora más o menos, creo recordar. Me gusta montarme en el dolmus en Turquía. Son autobuses pequeños, miras desde la ventanilla, ves el paisaje, a las personas, entiendes el ambiente.

Al llegar a Gümüslük aquello parecía un mini-desierto. Tenía pinta de ser el típico rincón que en verano sirve de hervidero de personas y en invierno se convierte en desierto de ellas. Y sin embargo no defraudó. Es difícil defraudar si se tiene en cuenta que se sitúa al lado del mar. Bajamos hasta la misma orilla, aún no fuimos conscientes, hasta que llegamos a una especie de embarcadero, fue allí: a los pies del mar, el viento que giraba y se internaba, frente a montañas, con los barcos aposentados a nuestros lados. De frente la vista era bonita, al girarse hacia atrás y tener una visión completa del rincón la vista era mágica.

rincón mágico gümüslÜk en turquia

Vista desde el embarcadero donde se veían las terrazas cool de los restaurantes. En uno de ellos nos comimos un bocadillo de pescado riquísimo :)) / Gümüslük. J.M

Llama la atención cómo el turismo en Turquía suele basarse en muchos casos en un boom de construcción que incluye grandes hoteles con acceso a playas privadas, y rusos por aquí, e ingleses por allá. Gümüslük sin embargo me recordó en cierto sentido a Olympus, otro de los rincones más mágicos que he podido visitar en Turquía, aquel agua dulce y salada confluían en un torrente de sensaciones frío-caliente que giraban alrededor de tus piernas cuando te bañabas en sus aguas. Gümüslük respira ese mismo ambiente “bohemio”, como si fuera un poco hippie o la tal ansiada moda vintage que ha llegado a Europa, y sin embargo, es un rincón mágico de Turquía con un aire de vintage nada forzado.

Al girar la vista atrás se veía un desfiladero de terrazas cubiertas que correspondían a restaurantes donde suelen servirse muchas comidas y muchas cenas, y también el afamado raki y cervezas. Había muchos colores.

Sobresalían, en la orilla del mar, árboles pintados de blanco y decorados en sus extremos. Cómo una cosa tan simple puede resultar tan bonita. Al parecer debe de ser una zona donde se venden lámparas extrañas. Quise comprar una pero no había tienda alguna en aquel momento y hacer parar al conductor del dolmus en la travesía de vuelta a Bodrum me parecía excesivo.

Árboles que asoman en el mar que besa Gümüslük

Árboles que asoman en el mar que besa Gümüslük /J.M

árbol más cool en Gümüslük

árbol más cool en Gümüslük / J.M

La playa quedaba en un extremo. Paseamos un poco por ella. No me pareció una de las mejores playas de Turquía, sí uno de sus mejores rincones, tengo que admitir, si eres persona que huye de grandes hoteles.

Se ha quedado grabado en mí esa sensación de libertad y de decoración del lugar espontánea. Veo en España una sucesión de cafeterías y bares a lo vintage, con esas decoraciones medio urbanas, como si fueran nuevos pero quisieran aparentar que son viejos. Gümüslük es así, con su nombre tan gracioso de pronunciar, un rincón algo bohemio, pequeñito pero lleno de encanto, queda desierto en el invierno de Turquía y se apoderan de él en el ambiente del verano en Turquía.

¿Conoces este lugar? ¿Tienes pensado visitar Turquía? Si es así reserva unos días y desplázate hasta Bodrum. Es una ciudad que ofrece muchas cosas para hacer y puedo asegurarte que no te defraudará, entre ellas, este rincón tan mágico de Turquía, Gümüslük.


Brave Readers es un blog independiente. Un blog independiente vive y pervive de la participación y difusión de sus lectores. Si te ha resultado interesante la impresión sobre este rincón tan mágico de Turquía compártelo en tu entorno y anímate a dar tu opinión en los comentarios. El buen karma nos hace bien a todos 🙂

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

  

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 

Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!