Seleccionar página
Trabajadores Fagor

Trabajadores de Fagor Electrodomésticos se echaron a las calles manifestándose en contra del cierre y para reivindicar la situación laboral en la que quedarán/ Mondragón. J.M

Decepción, preocupación y enfado. Los ánimos no se han calmado en Mondragón (Gipuzkoa) desde que, el pasado 16 de octubre, Fagor Electrodomésticos anunciase oficialmente el cierre. En una situación de necesaria información por el futuro laboral de los 1800 trabajadores que han perdido sus puestos, los rumores en las calles de la localidad se disparan: Ejecutivos que contratan guardaespaldas (rumor) ante la manifestación convocada para mañana, 18 de octubre, a las 12.00 horas que recorrerá desde el barrio San Andrés donde se ubica la planta de frigoríficos. La reunión informativa que ha tenido lugar, el 17 de octubre, en el teatro Amaia de Mondragón no ha calmado los ánimos de los trabajadores. Los periodistas se agolpaban a la salida del teatro para intentar tener acceso a la información que se les ha ofrecido a los socios en el interior del edificio, pero han sido pocos los que han querido hablar.

Trabajadores angustiados y decepcionados

Raquel González, sin embargo, socia de la planta de lavadoras de Fagor Electrodomésticos ubicada en Garagartza, ha señalado a los medios, en un tono de indignación y enfado que “la situación se vive mal” porque “es muy angustiosa”. La trabajadora ha afirmado que “a partir del lunes nos vamos a la calle y al paro. Vamos a ser una especie de socio-eventuales. Las expectativas que nos dan son pésimas”. Sin embargo, ha aclarado que “con semejante deuda, entramos en preconcurso de acreedores y realmente tenemos cuatro meses para poder explotar el último cartucho. Tenemos que pedir la ayuda que nos hace falta”. Un margen de cuatro meses que el preconcurso proporciona, poco esperanzador en las fuentes consultadas, de diseñar un plan industrial y lograr financiación.

Un miembro del Consejo Social [representantes de los trabajadores] definía la sensación generalizada como “decepción”, aclarando que llevan mucho tiempo enfadados. Preguntándole si algún Ejecutivo había acudido a la reunión informativa ha respondido que “no” porque así lo han preferido para que no se desvirtuara el objetivo central de informar a los socios sobre la situación actual en la que quedarán. “Mañana hay una manifestación, en principio, pacífica. Pero no podemos asegurarlo porque hay mucha gente con ganas de armarla”, ha declarado la representante del Consejo Social.

El próximo 21 de octubre, los socios de Fagor Electrodomésticos quedarán en manos de Lagun Aro y la información no está del todo aclarada, a la espera de que acuerden el porcentaje de prestación que cobrarán y se conozca poco a poco la reubicación. “No sabemos cómo quedan las prestaciones para los trabajadores que están prejubilados o de baja”, admitía la representante, que ha asegurado que las doce plantas de la cooperativa han sido cerradas, pero que en algunas, como la de Garagartza que estaba destinada a la producción de lavadoras, continúan yendo los trabajadores indirectos (los que trabajan en las oficinas y no se encargan de la obra de mano directa) para terminar de administrar las ventas del stock que aún quedan u otro tipo de trámites.

El buque insignia de la cooperativa en Euskadi cierra la puerta con trabajadores en situación de angustia, enfado e indignación. El mismo día en el que Fagor Electrodomésticos anunciaba su cierre, los ciudadanos se echaban a las calles de Mondragón y Aretxabaleta para comentar y ayudarse mutuamente en una situación que causa incertidumbre. Ataques de pánico, llantos desconsolados y rostros muy tristes por la situación confusa, preocupados por los sueldos que deberían llegar para pagar hipotecas y mantener el hogar, y por la pena de ver cómo una cooperativa que ha dado tanto trabajo y ha supuesto tanto esfuerzo se ha desmoralizado a pasos gigantes desde que comenzó a anunciar pérdidas.

Signo de Fagor en Turquía

Signo de Fagor en una furgoneta en Turquía donde lidera su principal competidor Bosch/ Marmaris. Senyurt

La crisis, los Ejecutivos y la fuerza del trabajador

“Es triste decir que la crisis nos ha hundido, pero es más triste decir todavía la falta de información en la que hemos vivido, convivir el día a día y saber que han sido unos cuantos que formando una gran piña nos han llevado a todo esto y han salido por la puerta de atrás“, afirmaba Raquel González.  Una fuente, cuya identidad prefiere no desvelar, expresaba que “ha sido por una mala gestión de muchos años” y explicaba el caso de las inversiones en la compra de otras plantas en el extranjero como Branch en Francia o en Polonia. “No solo la crisis ha venido con la compra de Brandt en Francia”, aludiendo al exceso de inversión que no dio buenos resultados y no pudieron remediarlo porque “el Gobierno francés y los sindicatos franceses son muy fuertes”. Desde ahí empezamos en la quiebra, ya anteriormente había crisis porque siempre han hecho inversiones fuera pero nunca ha dado resultado. Nosotros aquí hemos sido muy buenos produciendo y aquí sacábamos beneficios pero las inversiones nunca las han gestionado bien. Ha habido unos Ejecutivos que no se han molestado en preocuparse de esas inversiones y eso ha sido lo que al final poco a poco nos ha arrastrado”, aseguraba la misma fuente.

“Fagor Electrodomésticos ha llegado a esta situación por una muy mala gestión”, coincidía Raquel González. “No es solo decir que la crisis ha hundido Fagor, esto ya llevaba años atrás mal. La crisis ha ayudado a que esto termine de caer, pero lo que más sentimos los socios, y lo digo a nivel de todo, es impotencia”, afirmaba rotundamente la socia. “Los Ejecutivos nos decían ‘si realmente vamos a ir para adelante, tranquilidad, optimismo’ han ido saliendo todos uno por uno por la puerta de atrás y colocándose en puestos todavía más altos de los que tienen y nos han dejado, hablando claro, con el culo al aire”, declaraba tajante.

Socios y ex trabajadores a los que Brave Readers ha tenido acceso achacan la situación actual a la “gestión ineficaz” de los Ejecutivos anteriores, a la avaricia, sumado a la escasez de un control interno por parte de la MCC, y la pérdida del ideal cooperativista en lo que reflejan el declive de la fuerza del socio, sin apenas acceso a la información y con las manos maniatadas para pedir explicaciones sobre la gestión de la empresa.

“El trabajador ha ido perdiendo fuerza porque las Juntas Generales eran coactivas. Al final o votabas que sí o te decían de alguna forma que no ibas a cobrar nóminas, siempre te coaccionaban y eso es lo peor que le pueden decir a un trabajador; que no va a cobrar la nómina y a ver qué va a comer el mes siguiente”, explicaba una fuente consultada. “La situación del trabajador en Fagor, una vez se comenzaron a conocer que había pérdidas, ha sido de tensión”, admitía Raquel González cuando se le preguntaba sobre el papel que ha jugado el trabajador en intentar evitar el cierre, “hemos pedido explicaciones, hemos pedido que nos dieran información. La información, fíjate el sentido de cooperativismo que tienen, que supuestamente estás pidiendo que te informen de tu día a día, tu futuro, qué está pasando, y no te dicen nada”. Raquel ejemplificaba con que antes de anunciar oficialmente el cierre mandaron a los socios a sus casas sin darles información y les avisaron en la última hora de ayer en una reunión “soltando un poco por encima la situación”.

El preconcurso en el que Fagor Electrodomésticos brinda ahora un poco de esperanza. Sin embargo, en una situación de incertidumbre y falta de información, los rumores se han disparado. El cierre de Fagor es interpretado por las fuentes consultadas como “un barrido de deudas porque es imposible soportar tanta pérdida” y la posibilidad de “arrastrar a cooperativas como Lagun Aro y Caja Laboral”. El Consejo Rector actual parece estar trabajando al máximo para minimizar los daños. “Se rumorea que alguna empresa pequeña luego se montará, con menos personal, sin que pueda acoger a los 1700 trabajadores, pero si acoge a algunos y después se reubican otros…”, admitía esperanzada una socia de Fagor, “pero no sabemos ni qué es, ni cómo, algo hay en el aire, ellos están pensando algo, a ver si el Gobierno Vasco también nos echa una mano”.

[fblike]

*Si te ha gustado el post, ayúdamente a difundir la información, compartiéndolo en las redes sociales. Si tienes algo que sugerir, opinar o comentar, anímate.

 

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

  

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 

Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!