Seleccionar página

Un día soleado en la capital guipuzcoana, alfombras rojas a la orilla del Kursaal, ciudadanos que pasean, extranjeros sacan fotos, es el ambiente del Zinemaldia, envuelve San Sebastián. El verdadero espectáculo de ficción se encuentra, sin embargo, en las respuestas de Mikel Mazkiaran, abogado experto en inmigración y secretario de la Federación Estatal de SOS Racismo. Acudimos a él para preguntarle cómo la Unión Europea (UE) actúa ante la llegada de miles de personas que intentan escapar del horror de su hogar, refugiados: una Siria en las llamas de la guerra. ¿Debe actuar la UE en base a la solidaridad que europeos exigen o conforme a derecho? Mazkiaran responde contundente, hace además radiografías históricas de flujos migratorios, extranjería y asilo.

Entrevista a abogado especialista en inmigración Mikel Mazkiaran

Entrevista al abogado especialista en inmigración Mikel Mazkiaran en la sede de SOS Racismo Gipuzkoa /Donostia. Selcuk Senyurt

La UE ante la llegada de refugiados

Imágenes de personas intentando entrar en la UE para escapar de la guerra de Siria han recorrido el mundo. Las muertes de niños, personas, refugiados han conmovido a la opinión pública. Miles utilizan diferentes rutas para intentar acceder a unas condiciones de vida dignas. Se cierran fronteras (Hungría, Croacia), se les retiene al otro lado de la frontera, las condiciones son infrahumanas, agresiones policiales. ¿Cómo se adecúa esta situación, estas imágenes a la imagen de protección de derechos humanos de la UE?

“No casa muy bien. Hablamos de personas que en su mayoría o totalidad vienen de Siria y son potenciales solicitantes de asilo. Desde el momento que hablamos de refugiados, se trata de personas a las que se les debe prestar una atención especial porque tienen un derecho. No son flujos migratorios. Pueden ser tratados como flujos migratorios si se quiere, pero transciende a la gestión de un flujo migratorio. Son refugiados. Por lo tanto, tienen derecho a solicitar el asilo. Y a partir de ahí el tratamiento de estas personas debería ser facilitarles su entrada en la Unión Europea. Por pura lógica, ni siquiera por la solidaridad. En estos días se está hablando de solidaridad, la ola de solidaridad está muy bien, pero no se trata de solidaridad, si no de derechos.

En qué consiste el derecho de asilo. ¿Podría describir su contenido?

El derecho de asilo está recogido en la Convención de Ginebra de 1951 y los Pactos Políticos de Nueva York de 1967. La definición apenas se ha modificado y el punto más importante es la persecución. Una persona sale de su país huyendo porque le persiguen. Y le persiguen, y aquí entra la diferencia de tipología, por motivos políticos. El derecho de asilo ha estado muy ligado a esa huida y a esa persecución que sufre en su país por motivos políticos. Pero también se añaden una variedad muy amplia de motivos: motivos religiosos, etnia, raza, opinión, y otros motivos que se han ido construyendo, no están en la definición del acuerdo internacional de Ginebra, pero se han ido elaborando a medida que se han ido elaborando otros tratados por sentencia, en concreto, la orientación sexual, que hoy en día tiene un reconocimiento, y a nivel doctrinal o de debate, están otros motivos, no reconocidos por sentencias pero que a nivel teórico se discute y el que más suele salir es el refugiado climático. El cambio climático origina situaciones de sequía, hambruna…”.

¿En esta definición tendrían cabida las personas que huyen de una guerra civil?

En principio de una guerra civil sí. Los problemas suelen venir cuando la persecución que alega la persona que viene aquí a solicitar su derecho de asilo es una persecución de una fracción, grupo… que no es del Gobierno. Es decir, el asilo se ha unido tradicionalmente a la persecución que sufre una persona debido a que es perseguida por su país, por el Gobierno o grupos paramilitares. Cuando la persecución se deriva de una parte o una de las partes que no son del Gobierno es ahí donde entramos en ciertos terrenos un tanto nebulosos”.

Quiere decir, que ese supuesto no está expresamente reconocido

“No. Lo que sí está expresamente reconocido es la persecución gubernamental. A partir de ahí ya es una cuestión de prueba”.

¿La UE se ajusta a derecho en su actuación ante los refugiados?

“No. La UE lo que tiene que hacer es permitir la entrada, no por solidaridad, insisto, no porque Croacia haya dicho hace unos días “somos un país acogedor y sensible y vamos a facilitarle la entrada” o “Hungría dice nosotros no somos los sensibles”. No se trata de que un país sea el bueno o el malo. Usted forma parte de la Unión Europea y usted como Estado está obligado a facilitar la entrada porque son solicitantes de asilo. Aquí no hay discusión que valga”.

#Refugeeswelcome

#Refugeeswelcome fue una llamada ciudadanía a la inacción de la UE ante la llegada de miles de personas que no podían acceder a la Unión. /Hamburg. Alemania. J.M

¿Qué derechos se están incumpliendo?

“El de facilitar la entrada a una persona que está huyendo de su país”.

¿No existe ningún mecanismo de control en el que pueda denunciarse la violación del derecho de asilo por parte de Estados miembros de la UE?

No. Este es el gran problema para el reconocimiento del derecho de asilo desde hace años. Y a su vez es una de las excusas que pone la Unión Europea para no articular verdaderos mecanismos de reconocimiento del derecho de asilo. La UE argumenta lo siguiente: entre los verdaderos solicitantes de asilo nos encontramos con una cantidad amplia de inmigrantes económicos. Ya empezamos con esta contraposición de imagen. Tenemos al inmigrante económico y solicitante del derecho de asilo. El último merece una entrada en el país y el primero no. Por lo tanto debe ser automáticamente expulsado. Como entrecomillas se cuelan muchos inmigrantes económicos entre los solicitantes de asilo no voy a reforzar la figura del solicitante de asilo y así les impido la entrada a ambos. Esta es la mecánica. Que entre esa prohibición de entrada haya algún solicitante de asilo, pues ya llegará por otros medios, ya veré cómo lo hago. Esto es lo que tradicionalmente ha hecho la UE. Por eso a nadie se le facilita la entrada en Europa”.

lucha social versus lucha por la dignidad humana

“Vuestra riqueza, nuestra miseria”, significa en castellano. En muchas ocasiones este tipo de crisis humanitarias, huidas de guerra, no entrada en territorios… parece más una lucha de clases que una lucha por la dignidad humana. /Arrasate-Mondragón.J.M

Procesos de selección de los refugiados

De este tratamiento teórico contrapuesto al práctico deriva el término terrorífico de “reparto de cuotas” del que últimamente discute y acaban de ponerse de acuerdo.

“Sí, es terrorífico. El sistema no es el más humano. El reparto de cuotas se relaciona con mecanismos de gestión del derecho de asilo. El derecho de asilo tiene sus características propias que se reflejan en el Convenio de Dublín. El convenio de Dublín sería el equivalente a extranjería al convenio Schengen. El convenio de Dublín dice que el asilo hay que pedirlo en el primer país de entrada de la UE. Pero esto no se aplica. De ahí también esos puntos de solicitud de asilo que estaban en la frontera de Hungría, donde se le registra, se toman huellas dactilares, se hace la solicitud. El temor de las personas que llegaban era ser registradas en esos puntos porque sabían que en aplicación de Dublín debían ir allí. Hasta que Alemania dijo que no había que aplicarlo porque en realidad querían llegar a la propia Alemania. Al mismo tiempo Alemania dice que no a todos los solicitantes, quiere a algunos.”

España va a mandar “misiones de enlace” para seleccionar y reclutar a los refugiados que quieren traer a España. ¿Qué opinión le merece?

“No lo sé, pero ahí entramos en un terreno un poco resbaladizo. Inglaterra dice con la boca grande lo que otros dicen con la boca pequeña y ya hablaba claramente de procesos de selección. El obispo, no muy lejos de aquí [San Sebastián] decía que a poder ser la acogida de refugiados fueran refugiados cristianos. Todo esto tiene un transfondo utilitarista. Alemania es un país muy sensible con derecho de asilo, ha sido uno de los países con una Constitución más avanzada en materia de asilo, que luego tuvo que modificar a raíz de la guerra de los Balcanes. Pero era la única Constitución europea con un reconocimiento expreso del derecho de asilo. Históricamente no tan sensible con los turcos [bromea]. También tiene un transfondo economicista en este asunto y algunos empresarios alemanes han dicho muy claramente que necesitan mano de obra, porque es un país que envejece. Estos procesos selectivos tienen este transfondo que es en definitiva el transfondo que subyace en todos los procesos migratorios: el talento. Simplemente ahora trasladado al asilo. [Ironiza y habla en primera persona]: Si me viene huyendo, a ser posible con una licenciatura y con altos conocimientos de inglés, ya le colocaré yo en mi empresa”.

¿Se mezcla el concepto de inmigrante económico con el asilado?

“Completamente”.

personas que intentan acceder a condiciones de vida dignas. Refugiados

El cantón de la soledad a la que se les somete a personas que intentan acceder a condiciones de vida dignas./ Vitoria-Gasteiz. J.M

Se restringe la libertad de movimiento del comunitario

El Tribunal Superior de Justicia de la UE sentencia, el pasado 15 de septiembre, que un Estado miembro puede excluir de ciertas prestaciones sociales no contributivas a ciudadanos comunitarios que se desplazan a otro país para buscar trabajo. El antecedente de esta situación lo tenemos en la sentencia de Alemania que le negó la ayuda a una familia por ser rumana.
¿Qué es una prestación social no contributiva?

“El sistema contributivo español serían las pensiones de jubilación, invalidez… aquellas que están reguladas en la ley a las que tú tienes un derecho. Por ejemplo, te jubilas y la ley dice que tienes unos derechos, cumpliendo unos requisitos, porque has contribuido con tu trabajo a la Seguridad Social. De esa contribución después vas a recibir una serie de prestaciones. Luego están otras prestaciones a las que no has contribuido como la Renta de Garantía de Ingresos, ayudas a viviendas… por razones de protección social, dignidad humana…”

¿Avanza la desestructuración de la de la arquitectura de la UE?

.

¿Cómo va a acabar, según su opinión?

Sin hacer pronósticos, sino por la dirección que está tomando, en mi opinión cuando termine el asunto de los refugiados sirios, el espacio Schengen se acabará. No creo que el espacio Schengen se mantenga en pie después de esta crisis. Los Estados van a volver a las fronteras internas, tal vez no como antes del Convenio Schengen, de 1985 a 1991, pero con fórmulas mucho más flexibles para imponer la apertura o el cierre de fronteras. Va a haber un Schengen dos. Por otro lado, va a repercutir a los propios ciudadanos europeos, y ahí enganchamos con la pregunta, no se trata solo del control interior de las fronteras de quienes son personas extranjeras, sino que es imposible. No veo una manera material de no controlar al europeo y controlar al extranjero”.

¿Cómo se va a gestionar la atención a los solicitantes de asilo, cuya solicitud sea aprobada, con esta situación de restricciones de libertades comunitarias a los europeos?

“En cuanto a la arquitectura de europea volveremos a que cada Estado legisle sus propia extranjería y asilo, insisto, con repercusiones en la ciudadanía europea: la libertad de movimiento de los ciudadanos europeos se ve tocada. Si ya estaba tocada en cuanto a la percepción de prestaciones y se estaba condicionando de una manera bastante exagerada la libertad de movimiento de los ciudadanos comunitarios a no ser una carga para el Estado, esto se refuerza ahora muchísimo más.

En cuanto a la llegada de personas refugiadas, va a haber conflictividad. La ola de solidaridad es temporal. Todo este tipo de olas de solidaridad están muy condicionadas por el tratamiento de los medios. En la medida en la que los medios se olviden o vayan dándole la vuelta a la solidaridad y comiencen a hablar de conflictividad, se ha acabado. A partir de ahí habrá un punto de inflexión en la opinión. Ahora es muy favorable a la llegada y a la cogida de esas personas, un fenómeno social que no se había vivido en muchísimos años, ya al margen de que sean personas merecedoras de cierta simpatía por las condiciones de las que huyen, la imagen favorable a los de fuera hacía mucho que no veía, a esto han contribuido el tratamiento de los medios de comunicación de la foto. Esto está sujeto a un plazo de caducidad, que ya va llegando. A partir de ahí cambiará la imagen, sobre todo, cuando empiecen a venir. Hasta su llegada son muestras de solidaridad, simpatía… pero cuando llegan aquí, ya hablamos de la realidad: la competitividad, de por qué a estas personas se les va a proveer de tales recursos y a mí no… vamos a tener que emplear mucha pedagogía”.

¿Cómo se puede hacer para decrecer esta posible conflictividad social? ¿Cuál es la solución?

“Prever. Se ve mucha improvisación en el plano político, la UE, los gobiernos, desde el estatal hasta el autonómico… Estaría bien que no improvisaran con la sensibilización a la ciudadanía. Mostrar que los ciudadanos van a tener vecinos y vecinas con características especiales, una carga emocional importante, vivencias terribles… hay que hacer un esfuerzo entre todos, acoger a esas familias, y que sus comportamientos tal vez en algún momento no son los más acordes a nuestras costumbres o a nuestros códigos de convivencia, pero hay que tener cierto margen, comprensión. Han vivido situaciones muy trágicas y hay que tener cierto margen de compresión. Necesitan un proceso de adaptación y las instituciones van a tener que emplear muchos medios.

Las entidades como la nuestra hagan de altavoces: el asilo es un derecho, no se trata tanto de solidaridad, sino de reconocimiento. Lo que falla en la política europea es eso, hay que ir a la raíz y a la raíz del conflicto, hay que recordar la absoluta dejadez de la UE en el conflicto tan sangrienta de Siria, también todo el tráfico de armas y personas. Hay muchas cuestiones en las que hay que incidir y recordar”.


*Agradecemos a los lectores la mayor difusión de este contenido. También animamos a mostrar opiniones, plantear cuestiones y/o compartir inquietudes. ¡Gracias por seguirnos!

 

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Descarga el ebook gratuito

Las paredes pueden hablar y más en lugares donde se han vivido conflictos.

 

Descubre por qué y para qué hablan las paredes del País Vasco, cuáles son sus mensajes, la evolución desde antes de la guerra civil hasta la actualidad.

 

Las implicaciones político-sociales de las paredes pintadas en un click. 

You have Successfully Subscribed!

Descarga el ebook gratuito

  

Descubre cómo es el ritual del matrimonio en Turquía.

 

Todo el proceso por el que pasan las mujeres turcas antes de dar el "sí quiero": las 4 ceremonias de la tradición turca antes de llegar al altar.

You have Successfully Subscribed!