Creaciones (des)protegidas

21 marzo de 2013 por Josune Murgoitio
Proteger las creaciones

Cultura popular registrada/ Barcelona. J.M

En una conversación telefónica, con el que ha sido prácticamente mi mentor, Esteban Bentanncour, autor de “Los ojos que miran”, me aconsejó inscribir la novela en el Registro de la Propiedad Intelectual, a pesar de estar corrigiéndola.

Escribo este post para todo aquel al que le interese proteger alguna creación; novela, obra dramática, canción o varias, fotografías… En mi caso, inscribí el manuscrito provisional de la novela en el Registro de la Propiedad Intelectual del Gobierno Vasco en Vitoria-Gasteiz. El edificio es muy extraño, se sitúa en Lakua, y es muy grande. Hay que hacerse con una tarjeta de visita y recorrer varios túneles que, imagino, interconectan los diferentes sectores del mismo.

Fui algo nerviosa. Era la segunda vez que sacaba mi novela a la calle. Y además, trabajando, durante la fase de corrección, en papel, el manuscrito provisional que imprimí en enero, un día antes de la muerte de mi padre, no contiene ninguna de las modificacines que he hecho, es más, no lo he sometido aun a la reescritura que la corrección de la novela implica.

En cuanto llegué al noveno piso, el hombre del Registro me identificó. El día anterior le llamé por teléfono para aclarar alguna duda y saber que no necesitaba llegar a esa novela “perfecta” para poder inscribirla. Me martirizaba el hecho de inscribirla sin sentirme satisfecha. Me indicó que tenía que rellenar dos formularios (pueden descargarse en la web), llevar en soporte papel la novela paginada, con título y nombre y appelidos, y fotocopia del DNI. Estaba preocupada por el título, continúo estándolo, aunque Esteban me dijo, en aquella conversación telefónica, que el título suele negociarse con la editorial, que son las que más saben de estos asuntos, pero aun y todo le dije a aquel hombre, con voz temblorosa, que el título no era seguro. “Se protege el contenido, no el título”, me dijo.

La cultura al servicio del pueblo

Librerías urbanas/Barcelona. J.M

Fui la número 78 en registrar en lo que vamos de 2013. Por allá no debe de pasar mucha gente; se registra más en Bizkaia, después en Araba y por último en Gipuzkoa. Me comentó que hacía poco habían traspasado la competencia de gestión de la Propiedad Intelectual, aun de titularidad estatal. Le comenté las vistas tan bonitas del sitio; un gran ventanal, donde se veían montañas y casas a lo lejos. Me respondió que los habían trasladado allí desde el sótano. Un buen cambio: cultura almacenada desde los sótanos del Gobierno Vasco al noveno piso del edificio, casi rozando el cielo, con vistas a lo lejos y poca conexión con el suelo.

Le entregué los documentos y el manuscrito en soporte papel. Quise preguntarle también por la protección de un proyecto audiovisual que tengo en mente y que lo desarrollaré, con mi amigo y director de cortos, Israel Sanmartín Robles. La verdadera registradora me explicó:

  •  Se registra la creación, no una idea. Ellos hacen lo posible para acceder a la protección del registro, pero es absurdo registrar una idea de medio folio. Es necesario inscribir algo sólido y trabajado.
  • Los derechos de autor son automáticos. La protección en el Registro de la Propiedad Intelectual constituye una prueba que, en caso de querella, se remite al Juzgado de lo civil correspondiente. Se basa en el principio de veracidad, aunque por supuesto, en caso de querella, otras pruebas también pueden ser evaluadas.
  • Se protege lo registrado. En mi caso, las siguientes versiones deben ser nuevamente registradas.
  • En la cuestión de las fotografías, han de registrarse específicamente para registrarse. La licencia creative commons y el copyright/copyleft provienen de empresas privadas en Estados Unidos. No tienen validez en el Estado español. Solo tiene validez lo registrado en la Propiedad Intelectual en España. En esto insistió diciendo que esas empresas privadas crean ese tipo de licencia para lucrarse y que en una ocasión se sacaron una fotografía con registradores de España para dar la apariencia de que funcionan como un Registro público, pero no es así.
  • En caso de tener una página web, se registra, sin entrar en la marca que le correspondería al Registro de la Marca, el pantallazo. A no ser que el autor considere que un texto, vídeo o tipo de contenido en la web debe ser particularmente protegido.
  • Está modificándose la Ley de Propiedad Intelectual. Prometo preguntárselo en la inscripción de la siguiente versión.
  • Esperan poder gestionar también el ‘Asesoramiento de la Propiedad Intelectual’ , un servicio que se ofrece en Madrid

    Espero que os haya sido de ayuda.

Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR