#AgurETA

21 octubre de 2011 por Josune Murgoitio
“Solo un pueblo organizado puede conseguir los objetivos por los que lucha”. Esta sería la traducción de la frase que puede leerse en la imagen que capté hace aproximadamente dos años durante una excursión a Besaide, un monte situado en los alrededores de Mondragón, cuando el escenario político vasco nada tenía que ver con el último acontecimiento relevante: ETA anuncia el cese definitivo de la lucha armada.
En cuanto me enteré, sucesión de recuerdos:
Me acordé de mis compañeros de la sección ‘política’ del Diario Vasco, grandes profesionales que, seguro, habrán trabajado muy duro a lo largo de estos día. En especial, del periodista que ha contribuido a la paz en la cobertura del terrorismo.
Me recordé discutiendo en un bar de mala muerte de Mondragón con una persona, de ideología dispare a la mía, aún cuando él decía ser de izquierdas, a la que le reproché pertenecer a una categoría de personas que yo considero son coaccionadores de este pueblo y responsables de la actual división social. Me preguntó que había hecho yo por mi patria y respondí qué clase de patria es aquella que exige a la ciudadanía defenderla y por qué debía de asumir tal responsabilidad. Debí de caerle bien, sin explicarme cómo. Desde entonces me pregunta qué tal marcha mi blog y mi activismo político, a lo que le respondo que ahora escribo una novela que estoy segura ansiará leer.
Recordé también el momento en el que decidí volver a Mondragón para aportar mi granito de arena a una reconciliación social, convenciéndome a diario de que mi estancia es provisional. Y es que mi novela no tiene otra finalidad que mostrar el sufrimiento de una parte de la población de este pueblo que ha sufrido discriminación y opresión por aquellos que, paradójicamente, reivindicaban el final de la opresión a los que se le sometía.
Aquel acto de conmemoración que cubrí en honor a la memoria del empresario Korta, cuando escuché el recitar de un poema precioso en los labios de Harkaitz Cano. Sentí tristeza cuando vi aquellos familiares llenos de valentía y honor. Al igual que pensé que el mundo se había vuelto loco cuando vi a Zapatero y Rajoy pasear por las calles de Mondragón por el repugnante asesinato de Isaías Carrasco.
Y viajé mentalmente a aquellos años en los que aún tocaba el violín, cuando era pequeñita y vivía en Mondragón, ensayos de orquestra los viernes a la noche, a los que no podía acudir porque mis padres trabajaban y las alteraciones del orden público, a causa de las manifestaciones semanales, impedían que pudiese ir yo sola a la academia de música.
También me vino a la cabeza el miedo que sentía por la posibilidad de que expulsaran a mi madre de Euskadi por ser gallega, cuando circulaban estúpidos rumores sobre la expulsión de los que no fueran vascos. Y al mismo tiempo, cantar una canción que, después, de adulta, comprobé era proetarra y decía: Itziarren semeak hori du mutila, inor salatu baino nahiago du hila… (El hijo de Itziar sí que es un hombre, antes de chivarse prefiere la muerte…)
Y ¿cómo borrar ese sufrimiento de las víctimas y de una sociedad seriamente golpeada por el terrorismo? No lo sé. He escuchado todo tipo de críticas al comunicado de ETA: la necesidad de una disolución, perdón a las víctimas, dejar todas las armas… y yo, como ciudadana, creo que todo vendrá porque el comunicado es una gran noticia. Es la paz, un estado que más allá de la ausencia de violencia y estoy convencida de que éste es el punto de partida para lograrla.
Compartir / Banatu / Share
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR